Se presenta una gran oportunidad

Esta semana los índices americanos se han dejado entre un 7% y un 8,5% de rentabilidad. Casi nada. El Ibex35 se ha dejado un 3,71% y el Eurostoxx50 un 3%, pero les queda coger la gran caída del mercado americano que se produjo ayer tras el cierre del europeo y que veremos el lunes con toda seguridad.

El cambio de tendencia ya es un hecho, y como estamos en liquidez en nuestras carteras de SigueMisFondos.com se nos presenta una gran oportunidad para ganar rentabilidad. Eso solo es posible porque hicimos los deberes y nos salimos cuando nos teníamos que salir. Los que no lo hagan (pensamos que aún se está a tiempo de salir porque los mercados seguirán cayendo fuertemente durante algún tiempo) verán su capital disminuido y su ánimo deteriorado, lo cual afectará a su toma de decisiones que será más emocional que racional, incidiendo aún más en el error. Aunque ahora parezca una obviedad, más vale una pérdida controlada que acabar precipitados por un barranco, lo primero te permite tener el control, lo segundo te deja a merced de la suerte. 

En estos momentos nuestro trabajo es valorar cuándo se hará suelo y cuándo se presentará la oportunidad de compra, pero pensamos que para eso aún quedarán unos meses, aunque no debemos dejar de hacer un seguimiento de las circunstancias por si éstas cambiaran.

Presentamos la situación actual de los índices cogiendo como referencia el S&P500 que, como mercado director, va a influir en el devenir del resto de bolsas. El gráfico del S&P500 es muy similar al del resto de índices americanos, y es realmente abrumador:

Sabiendo que la tendencia bajista ha empezado, debemos estimar los niveles de caída potenciales, para lo cual tenemos que coger más perspectiva. Aplicaremos Fibonacci, que es una herramienta de análisis técnico que estudia los niveles de retrocesos que puede tener un mercado dada una pauta alcista anterior.

Si aplicamos Fibonacci desde los mínimos de 2016 hasta los máximos de octubre de 2018 en el S&P500, tenemos que los cuatro niveles de retroceso que marca esta herramienta son los siguientes:

– El nivel de retroceso del 38,1% desde máximos: ya lo ha perforado, eran los 2512 puntos de S&P.

– Siguiente nivel de retroceso equivale al 50% de caída desde máximos:  son los 2.381 puntos de S&P. Vamos directos a este nivel sin ningún tipo de duda, y probablemente se rompan la semana que viene para dirigirse al siguiente nivel de caída (61,8%)

– Siguiente nivel de retroceso potencial: el 61,8% de caída desde máximos, equivalente a los 2.250 puntos de S&P500

– Siguiente nivel de retroceso: el 100% de caída respecto al periodo considerado, que desde mínimos del 2016, son los 1.800 puntos.

Podemos ver estos niveles de retroceso representados en la siguiente imagen:

Sin embargo, dado que lo que se ha roto es la tendencia de largo plazo instaurada en los índices americanos desde hace 10 años, no debemos dejar de ampliar la perspectiva del estudio a los mínimos de 2009. De esta manera aplicando Fibonacci al último periodo alcista de la bolsa americana, de 2009 al 2018, los retrocesos potenciales que tenemos son éstos:

Es decir, el 38,2% de caída equivale a los 2.076 de S&P500 (niveles de 2015), el 50% de caída estaría en los 1.820 puntos (coincidente con los mínimos de 2016) y el 61,8% estaría en los 1.542 puntos (niveles de 2013).

Hoy por hoy aún no sabemos dónde se hará suelo, lo que sí sabemos (o mejor dicho, estimamos) es que las caídas continuarán y con fuerza, pero haciendo un seguimiento de cómo evolucionen los riesgos que planean sobre el mercado, de cómo evoluciona el sentimiento de mercado (es decir, cómo afectan a las cotizaciones las noticias positivas y cómo las noticias negativas) y atendiendo a estos niveles de retroceso de Fibonacci podremos, con cierta probabilidad, ver en algún momento dónde podría asentarse el mercado para empezar a rebotar y confirmar si estos rebotes son fiables, y/o al menos dilucidar qué niveles nos son cómodos para volver a entrar porque las probabilidades de subidas y el recorrido hacia arriba sean mayores que las probabilidades de caídas y el recorrido a la baja.

Pero como siempre nos mojamos, nuestra opinión hoy por hoy, es que vemos muchas probabilidades de llegar a los mínimos de 2016, (salvo que Trump nos sorprenda con un pronto y creíble acuerdo comercial con China). Los del 2016 son niveles donde el mercado ya se habría depurado y podríamos encontrar más fuerzas compradoras que vendedoras, dado que en principio los fundamentales de la economía no están muy deteriorados y las caídas no deberían ir a más, aunque en un mundo globalizado los efectos negativos se retroalimentan y no podemos descartar ninguna posibilidad a futuro. En cualquier caso, como siempre decimos, hay que ir valorando día a día las noticias que vayan saliendo.

Así que ahora, poco más se puede hacer desde nuestro papel como inversor minorista, que es el que llevamos desde SigueMisFondos.com: esperar a que el mercado caiga lo que tenga que caer para volver a entrar a unos niveles más confortables, a ser posible próximos a un suelo de mercado.

Sin embargo a través del Esfera I Flexiglobal Aggressive y del Esfera I Flexiglobal Moderate que asesoramos como profesionales se nos abren más posibilidades. Ambos son compartimentos del fondo de inversión Esfera I y se puede decir que son «todo-terrenos» porque se adaptan a los cambios de tendencia. Si estamos en tendencia alcista, se suben a renta variable, si hay dudas sobre el mantenimiento de la tendencia se bajan de riesgo incluso hasta llegar a 0% de renta variable, (como han estado hasta hace poco) y si la tendencia se invierte…. tienen la opción de seguirla, aunque deben hacerlo con cautela y control.

Ambos compartimentos tienen poca historia, pero trabajamos para que los Flexiglobal pueden obtener rentabilidades consistentes y/o preservar capital tanto en las tendencias alcistas, como en las bajistas, si bien en el año en que se está produciendo el cambio de tendencia los Flexiglobal sí se pueden resentir porque necesitamos confirmación del cambio de tendencia para ajustar la cartera. Eso es lo que ha pasado este año, mala suerte. Pero a partir de ahora deberían recuperar terreno.

De hecho en las últimas semanas hemos estabilizado los Flexiglobal y una vez confirmado el cambio de tendencia se han puesto ligeramente cortos (es decir, vendidos, a favor de la nueva tendencia actual): en estos momentos y en concreto desde ayer el Flexiglobal Moderate está corto en un -6% y el Aggressive en un -20% del patrimonio. Hemos establecido un sistema de stop loss dinámico para que se cierre la posición corta si hay un fuerte rebote. Actualmente si saltara ese stop loss en estos momentos ya se haría con beneficios. El stop loss dinámico se mueve a la misma distancia que el precio, así que según vaya bajando la cotización, también va bajando el precio del stop loss, por lo que en caso de rebote, el beneficio sería cada vez mayor, aunque perderíamos el beneficio del último tramo. Creemos que estas fechas navideñas donde el volumen suele bajar podía ser un momento bueno para esta operativa, pero no está exenta de riesgo (aunque creemos que el mayor riesgo ahora mismo es estar comprado) y por supuesto es una operativa que requiere mucho control y dedicación exclusiva, ya que en los mercados bajistas también se producen rebotes fuertes que hay que saber trabajar.

Tenemos la convicción de que la clave es estar a favor de la tendencia. Es por eso que esperamos un buen año 2019 tanto para los Flexiglobal como para las carteras de SigueMisFondos.com

Si quieres recibir todas las semanas información de nuestras estrategias en tiempo real, suscríbete a una de nuestras carteras a través de SigueMisFondos.com

¡Queremos aprovechar para desearos unas muy Felices Navidades!

Recommended Posts

Leave a Comment

0